miércoles, 4 de julio de 2018

Ao mar.

E furioso volto ao mar, procurando o bufar dos ventos, que incham as velas da noite para pentear a lua e vesti-la com as estrelas.

Al mar

Y rabioso vuelvo al mar, buscando el resoplar de los vientos, que hinchen las velas de la noche para peinar a la luna y vestirla de estrellas.

sábado, 30 de junio de 2018

La sonrisa de la luna.

La sonrisa de la luna me enseñó los parajes más claros del alma, y caminando entre zarzales, me descubre esas charcas donde lava su melena. Esa sonrisa medio loca, medio ausente, medio mía...derrama sobre la tierra las palabras encendidas, que dibujan versos en su mirada haciendo eternos los amores.

miércoles, 27 de junio de 2018

Y se esconde.

Y esa luna que se esconde por las azoteas, busca el amor en la ventolera, escapando de esos abrazos que de lejos la miran. Y rendida cae en su cama de estrellas, soñando con aquella sonrisa que encendía sus días, vistiendo los inviernos de primaveras, y dormida se queda sin perder de ojo la puerta, esperando que ese sol entre por las rendijas para acariciar su piel y tatuar los versos que la hacen eterna.

domingo, 24 de junio de 2018

Despistando Los inviernos

Despistando los inviernos, ando buscando esos manantiales donde la luna bebe y el sol se arrulla sereno esperando sentir esa luna rozar todo su cuerpo, y ver por un segundo, los oceanos tintados de sus ojos puntear las estelas coloridas que ensillan los vientos, para anudar a su melena, ramilletes de gardenias, y así,sin miedo ni cobardía, trepar a su corazón pintando las aceras por donde los sueños caminan.

jueves, 21 de junio de 2018

En mi piel.

Y ahora todo está en paz, viento, sol y luna, reposan tranquilos donde los sueños se arrullan, ya tejiendo los nuevos amaneceres que le llevarán lejos...lejos de quién que le dió la vida... buscando a quien se la dara de nuevo. Y es así que mis sueños vuelan, en ese avión de papel que acunado por el resoplar de los te quieros, busca en los horizontes, esos desafíos perennes que despeinan los amaneceres, mientras prende zarcillos en la solapa del viento, para llevarlos agarrados a su cintura, encontrado la senda en esa lluvia por la que camina a oscuras, encendiendo las primaveras de esas lunas desiertas.

martes, 19 de junio de 2018

Tarde...

Empapo las simientes de donde nacen los silencios, y voy plantando en los senderos esos versos eternos, que tejidos por los vientos, se desnudan y deambulan entre los viñedos, y acariciados por el alba, se mecen a merced del temporal, por esos arroyos escondidos, de donde entro y salgo agarrado al brillo de la luna, que me guiña un ojo, diciendome que suba. Encaro esa pendiente como terreno baldío, y despeinado las encinas, sigo a esa luna, que me lleva a beber a esos manantiales, donde los sueños se arrullan, para tiznar los mares con el color de los rescoldos, de este corazón tardío. Y voy arrastrando las estaciones, que cansadas de correr por el trigal anidan en mi pecho, y cosidas a mi calor, remontan la montaña, para ver el marco, de ese amanecer que el sol pintó a la luna y dibujar en su espalda los atardeceres, que tímidos, se esconden entre las azoteas, buscando entre el ocaso los labios que le dan la vida.

sábado, 16 de junio de 2018

Mientras dormías

Mientras dormías me abrochaba a tu pecho, bebiendo de tus labios, las flores de mi prado, que a oscuras se ríen, soñando que vuelan libres, acariciadas por las melodías de esos besos que gritan tu nombre y traen a mi orilla el perfume de tu pelo. Mientras dormías yo jugaba con tu ombligo, desatando la locura de esos amaneceres en tus ojos, de esas risas desbocadas, que me daban la vida. Mientras dormías, yo te miraba y me hacía aire para llegar a tus adentro, para verdear los prados, poblados de nubes oscuras y hacer que las estrellas sonrían y la luna te roze entera...

Hoy si...

Y camino con paso firme buscando mi puerto, dejando que los vientos me acunen y me muestren la senda donde anidan mis deseos. Y me agarro fuerte a mi pecho, y me invento las historias, y cerca de mi luna, me entrego a su locura. Hoy si, hoy mi mundo soy yo.

Frío

Ese frío del color de las poesías, enjaula esos besos, para que no corran por las nubes haciéndose viento, sol y luna. Ese frío que aventa los despertares ausentes de tus ojos, que engalanados de luceros le cantan al viento esos poemas que son tuyos y míos. Ese frío que ahora vive cosido a mi espalda, me recuerda que muchas veces tu sonrisa lleno mi amanecer, que ese mirar de tu corazón abría las venas para que la luna llena se asomara tímida buscando los abrazos de mi pecho. Que muchas veces, se que demasiadas, caminé perdido entre las fraguas martilleando los calores que tú me dabas..... Y ahora, me perdería en tu pelo, buscando la senda de ese camino que perdimos.