lunes, 11 de noviembre de 2013

Volviendo a juntar los días

Volviendo a juntar los días,
que de versos andan secos,
tras el arremolinar del tiempo,
que aligerando la leñera,
barrunta el devenir del desconsuelo,
tornando grises, los rescoldos de los sueños.
Oculto en el zarzal, silente en mi agujero
mientras el ocaso galopa ruborizando el día,
voy lamiendo mi dolor, voy rumiando mis heridas,
masticando los cristales quebrados de la despedida,
para tapizar el zaguán alicatado de mi pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario