lunes, 11 de noviembre de 2013

A media noche


                                                     A media noche recorro los caminos,
mientras las olas bailan con la luna,
que serena se arrebuja en los mares de tus ojos.
A media noche, sólo a media noche,
tu alma será mía,
mientras corro a galope tendido
las veredas de los sueños,
por las que contigo paseo.
A media noche… tan sólo a media noche,
podré besar tus labios
entre la neblina azul celeste de mis días al verte.
A media noche…
mientras sueño con tu piel, con tus besos, con tu risa,
una parte de mi llora, por no tenerte aquí cerca.
A media noche, siempre a media noche,
te abrazo entre las sábanas desnudas
que guardan tu olor,
entre los pliegues de esta luna,
que a media noche se muere,
apuñalando los días, 
que faltan para tenerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario