viernes, 8 de agosto de 2014

Rema la noche cerrada, apuñalando el dia, esculpiendo sonrisas tras las persianas entornadas, esas en que la luna entra robando miradas. rema la noche despacio, serena, tornando en primavera los días entre los valles azulados que acarician las sonrisas. rema la noche encarnada encendiendo los faroles que alicatados con la escarcha bizquean tras el zaguán que amilana las miradas. rema la noche, tan solo rema, tejiendo las madejas que alumbran la senda de las almas, que tranquilas calladas andan buscando el resoplar del viento, que a trompicones les muestra el devenir ausente de las estaciones, esas que entre el ramaje, taladran los versos perennes, que silentes y ausentes descarnan el silencio de las canteras rasuradas, apagadas de toda vida, que pintadas de esperanzas andan apuntalando el viento, aventando el encender del dia, que abotonado a la luna, dibuja el ventanal, por el que despuntan los zarzales ausentes de tu risa.Rema la noche ignorante de los besos robados, de las noches en vela deshojando los segundos de tu ausencia, de esos días oscuros perdido en tus ojos, del pegar patadas a las nubes , quebrando los esbozos del vomitar de los matices que emborronan las peceras cargadas de esperanzas. rema esta mi noche oscura soldando las horas al despuntar del dia, Herrando las alboradas, esculpiendo en cada rincón los jardines ignorados, que estampados de azul vivo corren desbocados a tu encuentro desligando las pupilas que te miran sin verte, que te aman sin tenerte, que en cada rincón escupen esos versos perennes, que desbocados corren entre el zarzal, blanqueando los eclipses que reposan sosegados mecidos por el huracán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario